3/14/2009

Una de cal y otra de arena


Los compañeros de ABC (periódico del que soy colaborador desde hace tres años) están durante este mes que no pueden ni dormir. Resulta que la empresa ha decidido que recorta la plantilla a la mitad, en concreto en un 52%. Con todos con los que hablo las caras y las respuestas son las mismas: incertidumbre, desasosiego y miedo. Ahora mismo la palabra crisis lo puede todo. Da lo mismo que una empresa de ganancias o pérdidas, la cuestión es recortar, reducir gastos. Creo recordar que en los últimos meses ABC había subido no se cuantos miles de ejemplares vendidos según la OJD. Me gustará saber que tipo de periódico de calidad va a sacar ABC cundo prescinda de la mitad de la plantilla. Del alma de un periódico, de la gente que lo hace creíble, de los contactos que se van a perder, de la sabiduría, del buen hacer, de la experiencia. Creo que la respuesta va encaminada hacia el uso de las subcontratas, pero esperemos a ver. Creo que desde los hombres de negocios y los empresarios entraron en el mundo del periodismo este dejó de existir como tal. Y cada día me reafirmo en que el periodismo de verdad, el real, el creíble estará en manos de los freelance. No os metáis a periodistas si queréis ganar mucho dinero. De verdad.
La buena noticia es que los ocho compañeros fotógrafos que tenían un juicio contra el periódico El Mundo lo han ganado. ¿Qué pedían? Pues nada más y nada menos que se les reconocieran que llevan muchos años (algunos de ellos desde el propio inicio del periódico) trabajando para este periódico como plantilla encubierta o falsos autónomos, que realizaban un trabajo a diario para este periódico y que se le reconozcan sus derechos y no sólo sus deberes. Ah, y que son redactores gráficos, o sea su categoría profesional, con sus deberes y con sus derechos. Un abrazo a los ocho. No sólo os habéis ayudado a vosotros mismos sino a muchos otros que como vosotros estamos ahí día a día.

1 comentario:

Jaime Villanueva. dijo...

Todavía queda un duro camino por recorrer, pero bueno, el primer paso ya está dado..., que no piensen que vamos a agachar la cabeza toda la vida...
Un abrazo.